sábado, 1 de septiembre de 2012

43 años de la revolución libia. Este año sin la presencia del hermano Khadafi, pero con su voz saltando desde nuestros corazones.


Kotty Menendez.
Motivada por el nacionalismo panarabista promulgado por el líder egipcio Gamal Abdel Nasser, el primero de septiembre de 1969 estallaba en Libia la revolución Al Fateh, impulsada por un grupo de jóvenes oficiales del ejercito y dirigida por el entonces adolescente coronel Muammar Khadafi, que sin disparar un tiro ni derramar una gota de sangre, lograría terminar con el entreguísta reinado de Emir Ayed Idriss El Senussi.

Con tan solo 27 años Muammar Khadafi se hacía responsable de una inevitable revolución en el país magrebí, que no tardó en manifestar su carácter social y anti-imperialista, entregando la producción nacional a manos de los trabajadores libios y expulsando a las bases militares extranjeras que el rey Idriss había dejado colocar en el país.

Desde aquel momento Libia inició un camino de construcción socialista que llegaría a su apogeo en el año 1977 cuando el indiscutido líder nacional impulsara la Yamahiriya (Estados de las masas), creación estatal que convertía a Libia en un sistema de democracia directa, donde las tribus habitantes en el país serían las encargadas de desarrollar el ordenamiento jurídico nacional y de llevar a cabo la dirección de las acciones políticas gubernamentales. 

Los beneficios obtenidos por la población libia con la llegada de la revolución Al Fateh y que la creación de la Yamahiriya potenció, llevaron al país norafricano a convertirse en un modelo de nación para toda áfrica y la comunidad de países árabes.

Antes de que el año pasado estallara en febrero la guerra colonial impulsada por la Organización del Tratado del Atlantico Norte (OTAN) contra la tierra del Hermano Líder y Guía, Muammar Khadafi; Libia era la nación africana con el mayor indice de desarrollo humano y mayor expectativa de vida; su economía crecía a pasos gigantescos, 10,9 % anual, contra el 1% o 2 % miserable crecimiento economico de los países que le iniciaron la guerra genocida que terminaría asesinando a mas de 60.000 civiles inocentes y destruyendo la infraestructura de primera clase que la Yamahiriya tenía.

Entre otros inmensos logros de la Libia de Khadafi, también en franca superación contra los 40 países de Norteamerica y Europa que le declararon la impune, salvaje e inhumana guerra; se encontraban el derecho gratuito de todos los libios a recibir una educación publica de altos niveles, que incluso llegó a  subvencionar a los ciudadanos nacionales que estudiaban en el extranjero, y su abarcativo sistema de salud con hospitales en todos los rincones urbanos del país y que contenía un numero de médicos por habitantes, también muchísimo mayor que el de los países que ultrajaron a la nación árabe africana.

La Libia de Khadafi permitió a todos los habitantes del suelo libio hacerse con el derecho legal que les daba el ordenamiento jurídico político de la Yamahiriya, a vivir en una casa decente (hablo de habitantes y no de ciudadanos, porque de este derecho gozaron también los ciudadanos no libios que acudían al país en busca de fuentes de trabajo sobrantes).

La situación de la mujer libia no es un elemento menor, si no, incluso de los mas importantes logros khadafistas; durante la Gran República Árabe Libia Popular y Socialista, la mujer adquirio un papel sumamente reelevante en la construcción nacional, muchas mujeres dirigían la industria libia, todas obtenían los mismos derechos que los hombres y recibían la misma paga por el mismo trabajo realizado, situación que aun hoy no se da en la mayoría de los países occidentales. 

Respecto a esto, vale la pena recordar el importante papel que la mujer libia cumplía en la defensa nacional y en las filas de la guarda personal del jefe espiritual Muammar Khadafi. La guardia Amazonica grupo que ejercía las funciones citadas en el renglón anterior, fue el ultimo foco de resistencia que junto a voluntarios y voluntarias civiles se atrincheraron en Sirte, Bani WAlid y Sabha, combatiendo cuerpo a cuerpo contra los mercenarios pagados por occidente y soportando los intensos bombardeos de la OTAN que convirtieron en ruinas apocalíptipas a dichas ciudades.

Hoy, aquel país pacifico, social y económicamente jerárquico, que gozaba de una democracia directa, muchísimo mas participativa que las democracias liberales que se imponen en el punto occidental del planeta; es una tierra arrasada por la guerra colonial y las constantes luchas internas de mercenarios y sicarios que actuaron a nombre y cuenta de la ONU y de la OTAN en la guerra del año pasado; las carceles están inundadas de presos politicos salvajemente torturados y asesinados, situación que durante los 42 años de khadafismo jamas se llevaron a cabo con nadie; ni siquiera con los militantes de Al Qaeda actuantes en Libia, a quien Khadafi persiguió desde siempre, mucho antes que EEUU y Europa, incluso cuando estos eran aliados de la organización terrorista; persecución esta, que el líder libio siempre realizó con una estricta atención al garantismo procesal, situación que sumada a otras, llevaron a la ONU a querer condecorarlo por sus logros en el campo de los Derechos Humanos, condecoración que desde ya no pudo darse pues la misma ONU decidió matarlo.

La incansable lucha del coronel Khadafi en contra de las injusticias sociales y las ambiciones imperialistas, su férrea oposición al sistema pro occidental de apartheid, y su anhelo y contribución a la unión total de África, lo llevaron a ser el dirigente continental mas respetado de los últimos años y considerado como un héroe y referente de sus pueblos y líderes; solo hace falta recordar para ello, que el glorioso pacifista Nelson Mandela veía en Khadafi a un hermano, pero también a su guía y su héroe.

Khadafi desde aquella revolución popular que encabezó hace 43 años, hasta su trágico final del 20 de octubre del pasado año, nunca incumplió una promesa a su pueblo y a sus seguidores, conducta diametralmente opuesta a la de los politiqueros modelitos "demócratas" del mundo. Luchó por la paz mundial, acercándose incluso a quienes años atrás habían matado a sus hijos, vecinos y amigos. Fue una persona integra y amorosa; padre, hermano y amigo de todos quienes en algún momento buscaron su mano; nunca lo olvidaremos; y nada ni nadie hará callar su voz de "Justicia o Resistencia" que salta desde nuestros corazones.
¡TE AMAMOS POR SIEMPRE MUAMMAR!

2 comentarios:

Jose Luis Forneo dijo...

Gadaffi pervivirá por siempre en los corazones de los que sueñan y luchan por un mundo mas justo. El fue y seguirá siendo un modelo para su pueblo y para el resto de pueblos dignos.

Saludos

El intersocial dijo...

Totalmente compa, Khadafi será para siempre un inmenso referente del verdadero movimiento nti-imperialista internacional. SAludos

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...