jueves, 21 de abril de 2011

Gobierno libio propone salida pacifica al conflicto, mientras que los genocidas dan armas y adiestramiento a los rebeldes.




Tribus libias defienden a Khadafi


Kotty Menendez.
En un nuevo intento civilizado y democrático para poder dar fin al conflicto armado en Libia, el gobierno del Coronel Muammar Khadafi, hoy expresó tener un plan para dar una salida política y pacifica al pleito que lo enfrenta contra los subversivos nacionales y las potencias extranjeras.

El plan contempla la realización de una nueva constitución y elecciones en seis meses, y está sujeto a que cesen los bombardeos de las potencias invasoras al país africano.

La Agencia Venezolana de Noticias, informó que el canciller libio enfatizó que si continúan los bombardeos de la OTAN contra la población libia, las fuerzas leales al líder de la Revolución Verde resistirán la agresión foránea y la rebelión armada.

Al-Obeidi indicó que los comicios "tendrían lugar en seis meses y serían supervisados por la ONU", mientras que el hijo del gobernante libio, a quien la prensa occidental dio por muerto durante semanas, señaló a la televisión estatal que "un borrador de una Constitución fue preparado" para cuando sea derrotada la rebelión militar.

Y mientras que por el lado del gobierno libio encontramos esfuerzos por planificar una solución pacifica al conflicto, sin que haya mas derramamiento de sangre, por el lado de los genocidas vemos lo mismo de siempre, vemos como desoyen la voluntad mayoritaria del pueblo libio y como ni siquiera se gastan en disimular su verdadero objetivo, que es quedarse con las riquezas del país; pues mientras que las autoridades de Trípoli destacaron que son serias en la propuesta de un cese al fuego adecuadamente verificable bajo monitoreo de observadores extranjeros, Gran Bretaña, Francia e Italia anunciaron en las últimas horas que destinarán asesores militares a territorio libio para adiestrar a los rebeldes sobre cómo mejorar su organización militar. Acto repudiable desde donde se lo quiera mirar que a parte de violar el principio de derecho internacional de la no intromisión en los asuntos internos de los estados, da vergüenza.

Pero a pesar de las acciones inmorales de las potencias, Al-Obeidi dijo que el Ejecutivo de Khadafi estaba listo para sentarse a dialogar con Benghazi, convertida en capital de los insurrectos y sede del opositor Consejo Nacional de Transición (CNT), a quienes llamó “nuestros hermanos”.

La oposición armada rechazó la semana pasada un plan de paz de la Unión Africana y durante un viaje ayer a París, el líder del CNT, Mustafa Abdel Jalil, insistió para que Occidente entregue armas y envíe soldados a Libia para acelerar el derrocamiento del patriota africano, lo que demuestra el miserable espíritu y la inmensa ambición de poder, que los transgresores del orden jurídico libio tienen.

"Después de todo, todos somos libios, somos hermanos", apuntó el canciller al abogar por un diálogo nacional que "discuta sobre democracia, reformas políticas, elecciones, la permanencia del líder, su estatus o retirada", sin injerencia de las potencias mundiales.

Es admirable ver como el gobierno y el pueblo de libia a la vez que no dan ni un paso atrás frente a los imperialista, intentan una solución política pacifica del conflicto y llaman a la reconciliación nacional a pesar de las atrocidades que han tenido que vivir a manos de unos delincuentes y de las potencias genocidas.

1 comentario:

Jose Luis Forneo dijo...

La coalicion criminal dirigida por la OTAN no pretente la paz, sino la guerra. La guerra es un lucrativo negocio, casi tanto como el mismo saqueo del petroleo.

Asi que, pese a los esfuerzos de los libios por llegar a la paz, frente a la OTAN y sus mercenarios rebeldes, de momento, y a no ser que cambien mucho las cosas, el camino de la "civilizacion" capitalismo será, como habitualmente, el de la guerra..

Salud y Socialismo

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...